Conservación de las flores secas - Persa Flores

Conservación de las flores secas

Si eres un amante de las flores y quieres conservar la belleza de tus favoritas incluso después de que hayan florecido, entonces estás en el lugar correcto. A continuación, compartimos algunos consejos para ayudarte a mantener tus flores secas hermosas y duraderas.

Elige flores con personalidad

Al comprar flores secas, tienes la maravillosa oportunidad de elegir aquellas que reflejen una personalidad única y especial. Las flores secas ofrecen una amplia gama de opciones en términos de formas, colores y texturas, lo que te permite expresar tu creatividad y hacer que tus arreglos sean tan divertidos y distintivos como tú.

Imagina una variedad de flores secas, cada una con sus propias peculiaridades y encanto. Puedes optar por flores secas con formas intrincadas y caprichosas, como las exuberantes espigas de trigo, las delicadas flores de lavanda o las elegantes ramas de eucalipto. Estas formas únicas añadirán un toque de singularidad a tus arreglos y los convertirán en piezas de arte visualmente cautivadoras.

No olvides considerar también las texturas al elegir tu ramo de flores secas. Algunas tienen pétalos suaves y sedosos, mientras que otras pueden tener texturas más rugosas o hojas recias. La combinación de diferentes texturas en tus arreglos añadirá dimensión y una sensación táctil interesante.

Haz una fiesta de limpieza

Antes de colocar tus flores secas en un arreglo, asegúrate de limpiar cualquier polvo o suciedad que puedan tener: 

  • Utiliza un cepillo suave, como un pincel de cerdas naturales o un pincel de maquillaje limpio y seco, para eliminar el polvo de las flores secas. Pasa suavemente el cepillo por los pétalos, hojas y tallos, prestando especial atención a las áreas donde se acumula más suciedad. Esto ayudará a que tus flores secas luzcan frescas y limpias.

  • Si tienes acceso a una lata de aire comprimido, como las utilizadas para limpiar teclados de computadoras, puedes utilizarla para soplar suavemente el polvo de las flores secas. Asegúrate de mantener una distancia segura para evitar dañar las flores y mueve la lata en movimientos suaves y controlados.

Es importante recordar que algunas flores secas pueden ser más frágiles que otras, por lo que es fundamental tener cuidado al manipularlas durante el proceso de limpieza. Si notas que alguna flor se desprende o se daña fácilmente, puedes optar por omitir la limpieza en esa área específica o utilizar métodos más suaves, como un soplador de aire frío, en tus ramos de flores secas.

Almacena tus flores secas como un verdadero experto

Es esencial tener en cuenta cómo almacenar adecuadamente las flores secas para preservar su belleza y durabilidad. Aquí tienes algunos consejos para garantizar que tus flores secas se mantengan en las mejores condiciones

Lugar fresco y seco

Elige un lugar fresco y seco para almacenar tus flores secas. La humedad puede dañarlas, provocando moho o deterioro. Evita espacios como baños o áreas con alta humedad. Un armario o una estantería en una habitación fresca y bien ventilada son opciones ideales.

Luz solar directa

Mantén tus flores secas alejadas de la luz solar directa. La exposición prolongada a los rayos solares puede hacer que los colores se desvanezcan y acelerar el proceso de envejecimiento. Si deseas exhibir tus flores secas, elige un lugar donde reciban luz indirecta o utiliza cortinas o protectores solares para filtrar la luz solar directa.

No las mojes

Las flores secas son una alternativa encantadora y duradera a las flores frescas. A diferencia de las flores frescas, que requieren atención regular y riego constante para mantener su frescura, las flores secas son mucho más fáciles de cuidar. Esto se debe a que han pasado por un proceso de deshidratación natural que elimina la mayor parte de su humedad.

Una de las ventajas clave de las flores secas es que no necesitan ser regadas. Ya que han perdido gran parte de su contenido de agua, no dependen de la humedad para mantener su belleza. No tener que preocuparte por regarlas regularmente te brinda la comodidad de disfrutar de su esplendor durante mucho más tiempo.

Sin embargo, es esencial recordar que las flores secas son delicadas y requieren un manejo cuidadoso. Si las mojas, la humedad puede afectar su estructura y textura. En lugar de mantener su forma característica, se volverán pegajosas y perderán su apariencia original. Por lo tanto, es importante evitar cualquier contacto con líquidos y tratarlas con delicadeza.

Haz un cambio de look

Es importante mover y cambiar la posición de tus flores secas regularmente, especialmente si están expuestas a la luz directa, para evitar que se desvanezcan o se desgasten en un solo lugar. ¡Prueba diferentes combinaciones y arreglos!

No las expongas a temperaturas extremas

A las flores secas no les gustan las temperaturas extremas, así que evita colocarlas cerca de fuentes de calor, como radiadores o chimeneas. ¡Mantenerlas frescas y divertidas!

Siguiendo estos consejos, podrás disfrutar de tus flores secas por mucho tiempo. ¡Diviértete experimentando con diferentes arreglos y tendencias, y conviértete en un experto en flores secas!